Ignacio Gómez Urquiza es el responsable de los temas de movilidad de la delegación Miguel Hidalgo. Platicamos con él de uno de los temas que más nos apasionan en 180º: la movilidad alternativa y las bicicletas.

180º: ¿En qué momento se encuentra la ciudad en cuanto a movilidad?

Ignacio Gómez: Vamos a empezar por hablar de las ciudades. Las ciudades son entes orgánicos, todo el tiempo se están transformando, aunque estén hechas de concreto y acero. Si se analiza cualquier espacio urbano, cualquier asentamiento humano, constantemente está cambiando. Bajo esa lógica, la ciudad es un ente orgánico que va evolucionando y adaptándose a los tiempos. Somos los seres humanos los que adaptamos ese espacio a nuestras necesidades. Un cambio importante que se está dando ahorita es el de la movilidad. Incluso la palabra se usa de manera diferente en los últimos años. Antes se le llamaba “Tránsito y Vialidades” y se le daba prioridad a los vehículos y por vehículos sólo se entendían los coches, transporte público y vehículos de carga. Lo que pasó es que este sistema de transporte llegó a sus límites, las calles se saturaron y nos dimos cuenta de que algo tenía que cambiar. Se empezaron a hacer propuestas de movilidad alternativa. La misma palabra “movilidad” replanteó todo el esquema resolutivo de cómo llegar del punto A al punto B en una ciudad. Ya no sólo es subirte a un choche o al transporte público. Irónicamente, nos referimos siempre al coche como transporte porque es lo que mencionan en todos lados, pero sólo alrededor de un 30% de las personas se mueven en coche. La gran mayoría de las personas en esta ciudad caminan, se mueven en transporte público y un pequeño porcentaje usa medios de movilidad alternativa, o sea, vehículos no motorizados. Bajo el nuevo esquema, la persona tiene que ser el eje de todas las acciones de movilidad; ya no se considera al vehículo sino a la persona. Por eso era necesario replantearlo. Se publicó una nueva ley, que ya no es de transportes y vialidades, sino una Ley de Movilidad. Este es un movimiento que está surgiendo alrededor del mundo, responder a la pregunta: ¿Cómo podemos mejorar el movernos en un espacio determinado? En este caso en un espacio urbano.

 

La ciudad se encuentra en un momento de transición, porque siempre está en un momento de transición. Ahorita es uno muy especial porque es una transición de cómo definimos el movernos en la ciudad. Esto siempre va a cambiar, siempre va a haber nuevas tecnologías, nuevas propuestas y también nuevas necesidades. Hay que proponer un nuevo esquema pensando en el beneficio de la mayoría, en el interés general. El primer punto a atacar es el transporte público, porque es como se mueven la mayoría de las personas en esta ciudad. El transporte público es caro y hay muchos intereses de por medio. Es una cuestión de poder económico y hasta político. 12 millones de personas se mueven en transporte concesionado, sólo 4 millones en el metro. Entonces para mejorar la movilidad tienes que tocar eso, mover los esquemas actuales de movilidad para que puedas transportar a más gente, transportar de forma más segura y para que sea más fácil moverte de un lado a otro.

La ciudad se encuentra en un momento de transición hacia mejor transporte público, ya no caben los coches, ya es muy difícil dar soluciones razonadas y en el resto del mundo ya no se le apuesta a los coches en espacios tan reducidos y con tanta densidad. A lo que se le apuesta es a que la gente pueda caminar más, porque además tenemos un problema de salud masivo que tiene que ver con el estilo de vida. Entonces la idea es que la gente camine, que llegue de forma no tan aparatosa de un punto a otro, pero hay otro problema: la Ciudad de México tiene una distribución fatal y tienes que mover gente de adentro para afuera y de afuera para adentro todo el tiempo. Lo que ha hecho el gobierno de la ciudad es buscar alternativas y también los ciudadanos. Estas alternativas muchos las han identificado en un transporte como lo es la bicicleta, que dentro de la nueva ley, y la nueva mentalidad, es considerada un vehículo.

 

180º: ¿Cuál es la parte que le toca al ciudadano en estos cambios? ¿Cómo incidir en esta cultura de movilidades alternas?

I: Una delegación tiene muchas limitaciones a la hora de actuar. Si nosotros queremos mejorar las condiciones en las que se encuentra el transporte de vehículos, los coches, hay muchos conflictos de interés que harían que, para cuando nosotros demos una solución, ya perdimos demasiado tiempo, igual con el transporte público, entonces, se buscan alternativas en donde sí se pueda tener incidencia. ¿Dónde si tienes incidencia? En los peatones y en los medios de transporte alternativo. Por eso algunas delegaciones (como Benito Juárez y Cuauhtémoc) han apostado por apoyar la movilidad en bicicleta. El ITDP (Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo) publicó un artículo en el que dice que 2% de los trayectos que se hacen son en bicicleta, y es un porcentaje que va a ir creciendo, porque las personas están buscando alternativas.

La participación ciudadana es clave. En mi corta experiencia, me doy cuenta de que los ciudadanos tienen un peso muy importante en estas soluciones de movilidad. Tenemos que asumir una pose más madura como ciudadanos. Es muy importante entender que si los ciudadanos nos organizamos podemos dar pauta para los cambios que buscamos, para empujar cambios en nuestro beneficio. Pero para eso necesitas capacidad de organización. Ahora las organizaciones ciudadanas tienen más peso que antes, el gobierno está llamando a estas organizaciones para que aporten soluciones que el gobierno no ha podido aportar. Un ejemplo es Movilidad Bicitekas, organización que hoy en día tiene un diálogo muy importante con la autoridad en cuanto a movilidad en bicicleta. Es muy importante cómo la participación ciudadana ha ayudado a poner estos temas de frente en la agenda de gobierno. Sin estas organizaciones ciudadanas, probablemente no existiría la infraestructura ciclista que hoy tenemos, sin duda.

 

Detrás de los proyectos viales de la ciudad hay mucho presupuesto y muchos intereses. El 70% del presupuesto en esta ciudad está enfocado a resolver los problemas de movilidad del 30%, que son los que se mueven en coche, porque hay intereses de por medio. Pero los ciudadanos también tienen voz en esto. El gran área de confort de los políticos, es la apatía de los ciudadanos, es como darles un cheque en blanco porque a los ciudadanos no nos interesó participar. Esto puede parecer lejano a la movilidad pero también es importante tener el contexto. El tema aquí es de poder y las organizaciones no gubernamentales son contrapesos al poder, ahí hay un punto importante para incidir en movilidad. Muchas organizaciones ciclistas tienen una visión ciudadana nueva, una nueva versión de cómo ser ciudadanos y mexicanos. Porque andar en bici tiene detrás todo un tema de libertad y de encontrar un nuevo cauce en las expresiones de moverse bajo un nuevo esquema.

180º: Más allá de planes y proyectos, ¿cómo se percibe todo esto al estar en la calle en bicicleta?

I: Yo hice una maestría en Londres y me movía en bici porque la ciudad me lo permitía. Y me di cuenta de que me gustaba tanto que quería hacerlo también en México. Cuando regresé me dediqué a andar en bici y ya tengo ocho años haciéndolo. Tienes que conocer tus derechos y obligaciones como usuario del espacio público, en ocho años he tenido tres accidentes mínimos (esto es un factor importante para que la gente no se mueva en bici, le tienen mucho miedo). Y claro que tienes miedo, la carrocería es uno mismo, pero el porcentaje de accidentados en bici es bajísimo, es más probable que en un coche tengas un accidente. Aún así la percepción tiene un peso muy importante.

La bici me ha permitido tener una vida mucho más libre y disfrutable. Obviamente es una solución en cuanto a distancias pequeñas. Cuando voy a algún lugar lejano uso el transporte público, pero yo creo en la bici. Otra cosa que me encanta es la actitud, los conductores casi siempre están malhumorados y cuando andas en bici te sientes bien. La actitud que te da la bici es muy importante, tienes una mejora en la vida cotidiana.

 

180º: ¿Cuáles son tus derechos y responsabilidades como ciclista?

I: Consultar el reglamento de tránsito es importante.

  • Privilegiar al peatón. No todos los ciclistas respetamos eso y no está bien y tenemos que asumirlo.
  • En calles secundarias, compartir la calle con los demás.
  • Siempre estar pendiente de que los coches te vean.
  • Hay espacios confinados para el ciclista, hay que usarlos en la dirección que corresponde.

Todos estos derechos y obligaciones apuntan hacia tener una mejor convivencia en los espacios públicos. La ley está ahí y hay que consultarla. El tema es informarse. Tenemos un gran papel como ciudadanos y como personas, si nos informamos.

(Las opiniones aquí expuestas pertenecen a los entrevistados. No representan el punto de vista de 180 GRADOS.)

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer