A propósito de nuestro proyecto Mirada sobre 180º —en el cual invitaremos a un reconocido fotógrafo a aportar su visión de 180 GRADOS cada mes a través de su lente— entrevistamos a Tomás Casademunt, fotógrafo que nació en Barcelona por azares de la historia, pero encontró su lugar en México.

 

 

180º: Háblanos un poco sobre ti y tu trabajo. Algunos datos que sean importantes para ti.
Tomás Casademunt: En clave biográfica lo relevante supongo que es que nací en Barcelona y que moriré en México: hace 20 años me atrapó su electricidad, la que emana de las piedras del México Antiguo. Reconstruyo lo vivido a través de los libros publicados; ellos son la gran inspiración, los que convocan toda la ilusión.

180º:¿Cuáles son tus intereses?
TC: El gran regalo de la vida es seguir haciendo lo que a uno le gusta; el resto viene solo, la magia lo envuelve todo, siempre. Hace poco me invitaron a exponer en una galería de Italia y el ejercicio me sirvió para darme cuenta de que llevo 20 años fotografiando puertas dimensionales, umbrales de transición. Me interesa el sustrato espiritual que nos fundamenta. Utilizo la fotografía para ver, como una linterna; la fotografía como un acto sagrado convierte en revelación lo que toca. La poesía escapa al tiempo cronológico.

180º: ¿Cómo empezaste en la fotografía?
TC: Aprendí a fotografiar trabajando en un periódico en España, cinco años de todólogo me dieron destreza con la cámara y en el laboratorio. Sigo trabajando con película porque  la plata es un gran conductor para fosilizar la energía intemporal que anda flotando por ahí. 

                    
180º: ¿Qué te interesa fotografiar?
TC: Me interesa más la experiencia de vida que la fotografía que resulte de ella.
180º: ¿Qué es para ti la fotografía?
TC: La fotografía es la gran excusa para estar donde no debieras, viajar y practicar la vida contemplativa: detenerte y ver. Es una bella coartada.

180º: ¿Cómo es el trabajo de fotógrafo, cómo es tu proceso creativo?
TC: Mis series acostumbran a dilatarse en el tiempo, trato de alargar lo más posible su desarrollo. Soy mi propio patrocinador, autofinanciando siempre mis proyectos. Si surge un apoyo económico, una beca, avanzo más rápido, pero el rumbo no varía. De cualquier modo resuelvo y sigo mi camino; cada libro es un nuevo milagro. Trato de mirar hacia adelante hasta llegar al libro; entonces cierro ese cofre y no lo abro más nunca, trato de no mirar atrás.

180º: ¿Cuáles dirías que son tus inspiraciones? ¿A qué fotógrafos admiras?
TC: Todo es inspiración, todo suma, seamos o no conscientes de los estímulos. Estos son algunos de los libros que he comprado de los fotógrafos que me gustan:  Teobert Maler, el gran fotógrafo de los palacios mayas, Weston, Strand, Agustín Jiménez, Don Manuel Álvarez Bravo, el gran Kertesz, Graciela Iturbide, Rodrigo Moya, Sergio Larraín, Diane Arbus, Rulfo, las fotografías del pensamiento de Salas Portugal, Castro Prieto.

                                     

180º: Gran parte de tu trabajo está dedicado a lugares arqueológicos mexicanos y también tienes un libro de imaginería religiosa y otro de altares mexicanos, ¿tienes algún interés especial por lo sagrado?
TC: La espiritualidad me llevó a dimensionar la sacralidad perdida. Cada uno de nosotros somos la encarnación de lo sagrado. La vida es un regalo y una responsabilidad. La cadena de acontecimientos biológicos necesarios para llegar a la existencia de cada uno de nosotros es muy larga. ¿Para qué vinimos aquí? En el México antiguo se consideraban todos soldados a cargo del Cosmos: para que el sol saliera de nuevo al otro día era necesario el aporte espiritual de todos. Me fascina imaginar ese mundo antiguo a partir de las cuatro piedras que lo atestiguan. Me inspira mucho el testimonio de los fotógrafos pioneros que vinieron como yo del extranjero a testimoniar las ciudades antiguas de México.
La imaginería religiosa fue mi puente entre España y México, me acerqué a las figuras de yeso, el trabajo artesanal que alimenta la plegaria para ser vista bajo la luz de las velas, como las grecas de Mitla. En mi imaginario fueron la transición entre la gente que antes retrataba y las piedras que hoy fotografío.

180º: Otro tema del que podrías hablarnos es del tiempo en tus fotografías.
TC: La gran virtud de las piedras es que no se mueven. Cada vez fotografío menos, para dotar a cada una de mis obras de mayor cantidad de electricidad. Es por ello que sigo trabajando con película en mi laboratorio, para capitalizar la mayor cantidad de magia posible en cada fotografía. Trabajo bajo la luz de la luna con largas exposiciones, fotografío edificios en construcción sobre exponiendo una misma placa fotográfica durante años. Me fascina burlar la ecuación tiempo-espacio en mis fotografías, agruparlo todo bajo un solo estímulo visual.

                    

 180º: ¿Cuál es tu relación con México y con lo mexicano?
TC: Desde niño fantaseaba con venir a México en un barco. Yo en México volví a nacer, corregí un error histórico: ahora soy un pez en el agua.

180º: Una pregunta obligada: ¿qué piensas del contexto actual de la fotografía? La cosa de lo “fácil” que se ha vuelto tomar fotos, la tecnología. ¿Cómo te insertas tú en este contexto?
TC: Hoy todos somos fotógrafos, basta con tener un celular. La experiencia profesional ya no es un valor. No fue fácil adaptarme laboralmente a esa nueva circunstancia, pero si sobrevives, entiendes que sólo cabe el valor de tu especificidad. Yo trabajo con película para capitalizar el error en forma de bellísimas revelaciones.

180º: ¿Crees que ha cambiado la función de la fotografía? ¿Crees que la fotografía tenga alguna función?
TC: A mi entender, la gran virtud de la fotografía es que nos muestra la vida como una metáfora; como la poesía, que se escribe para que lo desconocido se manifieste.

 



180º: ¿Puedes hablarnos un poco sobre los proyectos en los que trabajas últimamente?
TC: Tras tres años de trabajo en Teotihuacán, actualmente preparo la edición de dicho libro y arranco proyecto nuevo en el sitio de Palenque para fotografiar sus palacios bajo la lluvia y las tormentas eléctricas.

Web: http://tomascasademunt.com

Instagram

No pierdan de vista nuestro proyecto Mirada sobre 180º en el Instagram de 180º.

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer