Hasta hace poco el nombre de la marca era Flor de Mayo y se dieron a conocer con sus camisas con la solapa bordada. Son un grupo de amigos que inició un proyecto en la universidad sabiendo la falta de oportunidades con las que cuentan los artesanos del país. Hace poco, cambiaron su nombre a Someone Somewhere con la finalidad de que los productos de artesanos mexicanos lleguen al mercado internacional. La marca rinde homenaje a la tradición artesanal mexicana sin dejar atrás la actualidad en el diseño. En esta entrevista, Fátima Álvarez nos cuenta los detalles del proyecto.

 

180º: ¿Quiénes conforman el proyecto Someone Somewhere?

Fátima: Los fundadores somos Fátima Álvarez, Enrique Rodríguez, José Antonio Nuño y José Miguel Cruz y Celis; el equipo lo conforman también Uriel Serrano, Gloria Ortega, Lucas Elizondo (del equipo de diseño) y Jimena Reyeros en la parte de marketing. Por el lado del trabajo artesanal, trabajamos con alrededor de 100 artesanas en comunidades de Puebla, Chiapas y Oaxaca.

180º: ¿Cuáles son sus metas?

F: Nuestra misión es convertirnos en la marca de ropa mexicana más reconocida a nivel mundial, lo que nos daría la oportunidad de abrir más oportunidades para las artesanas alrededor del país.

180º: ¿Qué los inspira y cuál es el concepto de la marca?

F: Estamos dirigidos a un mercado de jóvenes a los que les gusta la aventura, que quieren dejar una huella positiva en el mundo y que empiezan a cuestionarse el origen de los productos que usan.

 

180º: Cuéntame un poco acerca del proceso de creación de sus productos.

F: El equipo de impacto busca diferentes técnicas en comunidades del país, y esas se adaptan a diferentes productos dependiendo de sus acabados y sus materiales. Los artesanos trabajan la artesanía y la envían para la producción en la Ciudad de México. A la par, el equipo de diseño también crea el concepto de la colección.

180º: ¿Qué materiales utilizan?

F: Las playeras son de algodón peinado, las camisas de algodón la mayoría y sólo una aleación de algodón y spandex; para las gorras se utiliza gabardina y malla, y para las mochilas, cordura 1000. Toda la artesanía de todos los productos es hecha con telas e hilos nacionales 100% algodón.

180º: ¿Cómo es su relación con los artesanos con los que trabajan?

F: Tenemos una comunicación muy constante, principalmente con los líderes de cada comunidad. Naupan, en Puebla, es la comunidad en donde llevamos más tiempo trabajando, y por ello tenemos una relación muy cercana con las artesanas. En el caso de Cuetzalan, Tlaxpanalolla, Oaxaca, Nachig, y San Andrés estamos comenzando a crear esta misma relación.

 

180º: ¿En dónde se colocan en la discusión entre modernidad y tradición? ¿Cómo las integran?

F: La idea principal de la marca es justamente integrar estas dos cosas con el fin de ofrecer más valor a las artesanas por su trabajo; el trabajo que ellas hacen es de la más alta calidad y tiene un valor cultural altísimo, y buscamos que este llegue a más gente de una forma en que tenga un atractivo diferente para un consumidor específico.

Facebook

Instagram

 

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer